Anónimo ha dicho: Tener un libro con tus escritos, pensamientos y poemas seria perfecto... llevar tus hermosos textos a todos lados para leerte siempre, y una vez mas, identificarme con tus poemas.... escribes increible, de verdad... excelente... espero leer algun dia tus poemas en un libro que diga "best seller" y con tu nombre al final.

Hola anonimo. Es lindo (y a la vez extraño), leer ésto, si gustas, podría hacer el intento de darte un libro, Sin el  ”best seller” y sin mi nombre al final. una versión casera. pero sería buena idea para ver si empiezo. Un abrazo. Espero algún dia no muy lejano escribir un libro y que lo leas y lleves a todos lados. 

La mujer de los barcos de papel…

La mujer de los barcos de papel se adueña de la noche

De todas formas nunca viene, y da igual, porque nunca puedo dormir.

La mujer de los barcos de papel se adueña de la noche y nada tiene que ver con su escote,

que mas que oscuridad es conspiración

Los 1001 insomnios que no han sido a su lado de todas formas hubieran sido pesadillas

Así que mejor no trato ya de conciliarme con el sueño,

Y escribo.

Para

Llenarme los ojos de ti,

Para que llorarte sea más fácil,

Y te pueda encontrar en una palabra

Para que sepas que tu lengua es mi idioma favorito

Y tú mirada el poema que más me gusta

Para volverme palabra, bañarme en tu saliva, que más que saliva es tinta,

Y salir escurriendo poesía.

Intacto y a la vez tan tuyo

Que duela

Para volverme palabra y sentirte mi verbo.

Con el único fin de meterme en tu pupila sin tiempo verbal

Y hacer que el amor deje de ser amor, para ser tu nombre.

Por eso escribo, como acto reflejo de mi ser, cartas que después de un rato, son barcos de papel

Que naufragan si no nadan hacia ti

La mujer de los barcos de papel se adueña de la madrugada

De la madrugada y de las letras

Y yo que solo soy una luz más encendida en mi vecindario a esta hora

Pienso que si pudiera dormir soñaría con ella,

Y si pudiera escribirle un poema, dejaría sin palabras a los de más poetas

Que alguna vez se la lleguen a cruzar.

Pero no puedo, y solamente puedo escribir esto,

Un intento de tenerla

Un insignificante gasto de tinta sin sentido alguno,

 porque a ella

No le interesa ser puerto, ni muelle, ni bahía, ni quebrada.

Llega la noche, llena de silencios incómodos que interrumpo con ayuda del teclado

La mujer se apodera del la habitación, y ya no puedo pensar en nada que no sea ella

Todo me sabe a ajeno, incluyéndome si me descuido y por escribir dejo de mirarla,

Incluyendo las palabras que no me hacen pensarla como se piensa en el paraíso

Utopía

Sueño

Invención

Todas son sinónimos y aún así ninguna se le compara

Me distraigo y ella se va,

Me distraigo y

escribo, ni mi padre me pudo quitar la mala costumbre de poeta

De todas formas sigo siendo un estúpido, pero ahora estoy solo.

Anónimo ha dicho: hola, me gusta mucho este pagina y me da curiosidad ¿desde hace cuanto escribe? y ¿que lo motivo a hacerlo?

Supongo que desde que tenia 5 años y un cuaderno de cuentos. 

Son tantas cosas que no sabría responder cual, yo diría que lo necesito. 

Anónimo ha dicho: ¿Animal y color favorito? ¿Escritor y libro preferido? ¿4 nombres de mujer que te gusten y/o traigan recuerdos? Me encanta la forma en que escribes, increíble conocer un poco tus pensamientos, pero sería mil veces mejor estar en ellos. Saludos

Los felinos y el azul oscuro.

Vallejo y no tengo un libro favorito.

Daniela, Margarita, Alejandra, Amalia.

Muchas gracias por leerme. De verdad que esa es la mejor manera de saber que voy por buen camino. 

Anónimo ha dicho: Estoy adicta a tu forma de escupir poesía. Me encanta cómo te denigras ante el amor. Quisiera conocerte más de cerca ¿podemos ser amigos?

Esa pregunta deja otras mil volando a su alrededor, Gracias por leerme. Por aca podriamos hablar. un abrazo. https://www.facebook.com/dimetriltriptamina

"Titulo": tu nombre.

A mí toda la vida me enseñaron a comportarme. A ser una persona de bien, no escupir, salir abrigado… Mi madre siempre que me veía comer sin camiseta me decía que es malo comer despechado. Hoy sé que es verdad. Me enseñaron a andar peinado, con los zapatos limpios, las uñas cortas. A no decir groserías y andar con una sonrisa.

Y todo en vano

Las mujeres como tú son una clara explicación de porque las personas caminan por ahí  sin ponerle atención a nada de eso. Escupo porque en la boca no llevo tus palabras. No siento frio pero si tu ausencia. Y bueno. Me la pasó despechado, en el mal sentido, el que duele. Nunca me peino porque no tengo pensado encontrarme contigo. Y limpio mis botas una vez al mes cuando es tu día favorito. Escribo poesía y en ese caso no hay forma de “no decir groserías” si al que lees es a mí. Y si no te apareces entre las calles de mi vida, no tengo ni una razón para andar con algo tan pesado en el rostro.( Ya llevo 40 días sin sonreír y la soledad todavía me está cobrando cuentas)

Y estoy harto de paréntesis, de letras que buscan decirte cómo eres sabiendo que yo estoy muy lejos de saberlo. De buscarte entre palabras, esperanzarme entre párrafos, y saber que acá no estás ni siquiera por nombre. Pero no te escribo, o escribo para que notes lo que las personas deben con solo una mirada. Para hablarte de tu sonrisa, y de cómo logra, con solo asomar los dientes que esas expresiones, tan humanas, tan naturales, también puedan ser poesía. De tus ojos que hacen quedar en ridículo (y lo digo en serio) a las de más tonalidades de café que no se le asemejan un poco; De ti, que haces que no dude ni un segundo de lo que es la belleza, y sepa que no cabe en un poema. Mucho menos si es mío.

Te escribo esto, porque no se dibujar, ni cantar, ni actuar, y este es el único talento que no tengo tan inconcluso, (si te das cuenta, me he demorado todo el día tratando de escribirte algo medianamente decente… y acá va otro paréntesis) y de cierta forma así tu ya sepas que a mí los relojes y las fechas me hacen el feo, los caminos se me alejan, y siempre ando despistado, nunca voy a ninguna parte, ni se llegar cuando es necesario. Posiblemente siempre cojo el bus equivocado y termino una estación detrás de lo que quiero y  esa podría ser la historia de mi vida…

Y a pesar de eso. De que podría escribir acá tu nombre 20 veces para decirte que eres un poema así ya lo seas –lo sepas- .  Todas las letras son para decirte que te deseo Así sigas dando muchos pasos por toda la ciudad enamorando a todos los andenes y hombres que pisas y te ven. Estoy seguro de que pasará. Yo voy a salir con la esperanza de verte, y soy sincero. Te lo digo yo, que me quedo solo en letras, y que si me llego a cruzar contigo no haré caso a nada de lo que me enseñaron cuando pequeño. Excepto a eso de andar con una sonrisa. 

Le dueles a la semana.

Nosotros……….

Tenemos el calendario inconcluso de tantos días que le debo a tu presencia, a ti siempre se te olvida llegar puntual a mis miércoles, y cuando me doy cuenta, ya es lunes otra vez. De hecho, a ti siempre se te olvida llegar.

He tachado los días del calendario con la esperanza de que “Mañana” llegue rápido y estés de nuevo frente a mí, pero a las semanas les gusta hacerme esperar, volverse meses, sentirse años,  yo las entiendo, sin ti a mi reloj también le pasa

Miércoles: sin ti

Jueves: sin ti

Viernes: sin ti

Sábados sin ti

Domingo: sin ti

Lunes: sin

Martes: estoy jodidamente solo, y sin ti

Los días pierden su sentido, cambian su orden, desobedecen a la fecha y tú todavía no llegas, y yo todavía te espero

Los miércoles me levanto de la cama, le refuto al día su existencia y trato de escribir (nunca funciona)

Los jueves, viernes, sábados y domingos, es la misma historia, con unas pastillas para los nervios, para la tristeza, para la poesía y para la cabeza.

Los domingos, que son tus días menos favoritos, le digo al sol que no toque mi ventana, que no me interesa saber de semanas

y no mencione los martes,

Los martes, son los días en los que cierras la puerta, metes toda la poesía que tengo para ti en un sobre y lo tiras a la basura. Siempre llueve los martes, y siempre llueve sin ti,

Y da igual, de todas formas a todos los días les pongo tu nombre y a los meses tu apellido.

Y ahora que no estás yo los tacho de mi calendario

Por si vuelves

Y haces que deje de llover.

Soy aquel idiota que todavía espera tu llegada…

Soy aquel idiota que todavía espera tu llegada…

Olvidando escribir poesia, un poema a letras mías y a voz de Laura que me hizo un regalo bastante hermoso, porque a mi hasta los tecleos me suenan mal.  En cambio, en su voz, la poesia es de verdad 

"Que la palabra se haga voz, que la voz se haga nostalgia. "

Agosto entre otros meses sin ti

Cuando soy ajeno a ti no me conozco ni a mí mismo,

Eso no es tarea difícil,

Pero si supieras lo que hace conmigo tu presencia

No me volverías a dejar solo nunca más

A mí

Que soy el semáforo en rojo con el que nadie se quiere topar,

La esquina donde los ladrones salen y no es por poemas o por besos

El lugar común de cualquier poema

Una mentira mal contada en un cuento que tiene final triste

Soy el tipo que siempre que sale lleva un paraguas por si el mundo te extraña y llora

Y a la vez soy como aquél que da el pronóstico de clima errado, solo me sale tu nombre

Y a nadie le gusta la lluvia

“Una fuerte ráfaga de “Alejandras” va a inundar la ciudad y los va a matar a todos de amor, tengan cuidado, se recomienda no salir de sus casas y evitar el amor”

La ultima parte la recomiendo siempre así no sea el tipo del clima, por ejemplo cuando soy poeta, aunque en ese caso es el amor el que me evita a mí.

Soy inconcluso y metafórico

El hombre con el que es incomodo encontrarse en la calle, la revelación de un truco de magia que no sorprende a nadie, una llave rota adentro de la manecilla, un reloj sin baterías que no le quita ni le pone nada a tu segundero, un tic tac desagradable, una cucaracha que no puedes matar

Soy el tipo que envía malas noticias y no sabe escribir epígrafes

Aquel que escribe tu nombre de forma repetida en un papel que se guarda en el bolsillo para sentir que siempre estas con él

Pero tú insistes en ser sólo tinta

Soy aquel idiota que todavía espera tu llegada

Y busca tu nombre en todos los clasificados

Y además que todas esas cosas que he dicho de mi

Siento que desde que te fuiste ya ni siquiera puedo ser poema.